Ubicado en la costa pacífica de Panamá, fue declarado como Parque Nacional Marino Golfo de Chiriquí en el año 1994, con el fin de proteger cerca de 15 hectáreas de ecosistemas marinos, como lo son: arrecifes, manglares y pastos marinos.

Acoge en su interior gran cantidad de islas, dentro de las cuales destacan: Isla San José, Isla Bolaños, Isla Gámez, e Isla Parida; las que se están convirtiendo en un importante atractivo turístico en la región; donde se puede practicar snorkelling, buceo, pesca y la observación de la vida silvestre terrestre y marina.